top of page

Trastornos de conducta

Agresividad

Página en desarrollo

Los trastornos de conducta pueden afectar significativamente la vida diaria, las relaciones interpersonales y el bienestar emocional. Si tú o alguien que conoces está experimentando dificultades en el control de la conducta, es importante saber que no estás solo. 

 

Los trastornos de conducta se caracterizan por patrones persistentes de comportamiento desafiante, impulsividad, agresividad, desobediencia o violación de normas sociales y legales. Estos trastornos pueden manifestarse en la infancia, la adolescencia o la edad adulta y pueden estar asociados con dificultades emocionales subyacentes, como ansiedad, depresión o problemas de control de los impulsos.

Está claro, que es difícil ir a consulta y hablar con alguien sobre tus problemas más profundos. Sin embargo, recuerda que aquí no juzgamos a nadie. La base de la Psicología Humanista es aceptar a incondicionalmente a otras personas. Por lo tanto, es un lugar seguro dónde puedes abrirte para buscar soluciones.

Antes de intervenir en el problema es importante evaluarlo desde diferentes perspectivas y después aplicar un enfoque terapéutico personalizado y basado en la evidencia. Trabajaremos juntos contigo y, si hace falta, con tus seres queridos para comprender los desencadenantes y las motivaciones subyacentes del comportamiento problemático, y desarrollar estrategias efectivas para promover cambios positivos en tu conducta.

 

La Terapia Cognitivo-Conductual es uno de los enfoques más utilizados y efectivos para el tratamiento de los trastornos de conducta. Exploraremos tus patrones de pensamiento y creencias que contribuyen a tu comportamiento desafiante. Te proporcionaremos herramientas y técnicas para identificar y desafiar pensamientos distorsionados, desarrollar habilidades de resolución de problemas y mejorar tus habilidades de comunicación y manejo del estrés.

El desarrollo de habilidades sociales adecuadas es fundamental para el manejo de los trastornos de conducta. Trabajaremos contigo para mejorar tus habilidades de comunicación, empatía, autocontrol y resolución de conflictos. Aprenderás a reconocer y expresar tus emociones de manera saludable, así como a establecer y mantener relaciones positivas con los demás.

 

Los trastornos de conducta pueden tener un impacto significativo en toda la familia y el círculo social de la persona. Por lo tanto, es importante abordar dinámicas familiares, establecer límites claros y promover estrategias efectivas de comunicación y resolución de problemas.

Recuerda que tú eres quien controla tu cuerpo y tu mente. Si hace falta, puedes cambiar tu conducta y pensamientos. Verás que tu esfera emocional y el bienestar mejorarán también. 

bottom of page