top of page

Depresión

Depresión

Página en desarrollo

La depresión es un trasotrno mental que puede afectar profundamente la vida de quienes la experimentan. Se manifiesta en una sensación persistente de tristeza, pérdida de interés en actividades que antes disfrutaban y una disminución general en la energía y la motivación. A menudo, la depresión también se acompaña de cambios en el apetito, el sueño y la concentración, así como sentimientos de culpa, desesperanza y pensamientos negativos recurrentes. Estos síntomas pueden ser muy desafiantes pero tienes que saber que no estás solo/a en esta batalla.

Cada persona es única y la depresión puede manifestarse de diferentes maneras. Por eso, personalizo la intervención terapéutica para adaptarla a tus necesidades individuales. Los enfoques prioritarios basados en la evidencia son la Terapia Cognitivo-Conductual, la Terapia Interpersonal y la Terapia de Aceptación y Compromiso, entre otros. Aparte, con ayuda de la Psicología Positiva puedes descubrir tus fortalezas para luchar contra la depresión y prevenirla en el futuro. 

Te dejo alugnos consejos generales tanto para salir de la depresión como para prevenirla:

1. Aumenta la cantidad de actividades y establece rutinas. A pesar de no tener ganas de hacer nada, es recomendable "obligarte" a empezar alguna actividad que te guste, que te gustaba o la que siempre querías hacer. Realizando la actvidad que te gusta mucho vas a obtener placer y satisfacción durante ella y después. Es más, si es una actividad con otras personas, todavía mejor. Las actividades pueden ser pequeñas pero significativas para tí, como dar un paseo, ir al parque o cine, leer un libro, ir a la piscina, escuchar música o jugar en el ordenador.

2. Mantén una alimentación equilibrada. La dieta puede desempeñar un papel importante en tu estado de ánimo. Intenta consumir una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros. Evita alimentos procesados y azucarados, ya que pueden tener un impacto negativo en tu bienestar emocional.

3. Ejercicio regular. La actividad física regular ha demostrado ser beneficiosa para reducir los síntomas de la depresión. El ejercicio libera endorfinas, neurotransmisores que ayudan a mejorar el estado de ánimo. Encuentra una forma de ejercicio que te guste, ya sea caminar, correr, practicar yoga o hacer ejercicio en el gimnasio, e intégralo en tu rutina diaria.

4. Establece metas realistas. La depresión puede hacer que te sientas desesperanzado/a y sin dirección. Establecer metas realistas, tanto a corto como a largo plazo, puede ayudarte a recuperar un sentido de propósito y logro personal. Divide tus metas en pasos alcanzables y celebra tus logros, por pequeños que sean.

5. Busca apoyo social. No enfrentes la depresión solo/a. Busca el apoyo de familiares, amigos o grupos de apoyo. Compartir tus sentimientos y experiencias con personas de confianza puede proporcionarte consuelo emocional y perspectivas diferentes.

6. Cuidado personal. Dedica tiempo para cuidar de ti mismo/a. Prioriza el descanso adecuado, el sueño reparador y actividades que te brinden placer y relajación. Esto puede incluir prácticas de autocuidado como tomar baños relajantes, meditar, practicar técnicas de respiración profunda o dedicar tiempo a actividades creativas.

7. Deja la auto-pena. Muchas personas con depresión rumian todo el tiempo libre. Piensan que no van a salir nunca del pozo. Sus conversaciones con otros se centran en quejarse de los síntomas y sufrimiento. Al final, sesgan la realidad. La realidad es neutra. Si hablas de algo negativo, habla tamibén de algo positivo y algo neutro. Quejarte, machacarte, rumiar o encerrarte en ti no te van ayudar, más bien al revés.

8. Enfócate en algo externo. Está relacionado con el punto anterior. En vez de centrarte en tus síntomas y buscar más dolores, presta tu atención a algo externo: de qué hablan las personas que acaban de pasar? A qué huele alrededor? Qué tiendas hay en esta calle? Qué videos divertidos tengo en mi teléfono? A menudo, el dolor y sufrimiento aparecen solo cuando nos centramos en ellos. Sin embargo, al cambiar de anteción, ya no hay tanto dolor.

Con el apoyo adecuado y el compromiso contigo mismo/a, puedes superar la depresión y construir una vida llena de esperanza y satisfacción. 

bottom of page